FALSIFICACIONES 2

Comenzamos a hablar de las falsificaciones más comunes que afectan a los aficionados y personas que empiezan en el coleccionismo. Nos preocupa mucho que aquello que uno adquiere sea exactamente lo que le dicen, en caso contrario además el fraude puede ser una fuente importante de decepción y desánimo al sentirse engañado. Desde Litos.net garantizamos que lo que vendemos es lo que decimos y queremos ayudar a desentrañar los fraudes más comunes.

Puesto de Tichka en el Atlas Marroquí, uno de los lugares del mundo donde se venden más cosas falsas por metro cuadrado

 AMMONITES

Los ammonites son cefalópodos fósiles, abundantes en las rocas del mesozoico y que se pueden encontrar en todo el mundo. Hay múltiples formas, tipos, tamaños y materiales en los que fosilizan AQUÍ podéis ver algunos. El problema surge porque hay más turistas que ammonites bonitos para vender, así que lo que se hace es tallarlos. En diversos puntos de Marruecos podemos ver ammonites fosilizados en caliza de color beige más o menos claro. Algunos de ellos son auténticos, pero un porcentage muy alto son rocas calizas talladas con forma de ammonite, en el mejor de los casos la roca procede de un yacimiento de ammonites y tiene al menos algunos fragmentos de fósil original.

Ammonite tallado en roca fosilífera.

Ammonite auténtico sin limpiar la roca que tapa el centro del fósil

En este caso se puede ver como a partir de una roca fosilífera se talla en espiral de forma más o menos afortunada la forma de un ammonite. Podemos detectar este engaño viendo una regularidad sospechosa en la espiral, demasiado artificial y con los golpes de cincel marcados en la piedra. Además le falta detalles como la sutura serpenteante que suelen tener los ammonites y las pleuras son muy angulosas. Estos ammonites se pueden comprar por 10 a 15 € cuando el precio de uno auténtico llega a ser de más de 50 €.

detalle del centro de un ammonite tallado

Estos ammonites son una de las piezas más vendidas en Marruecos como souvenir, pero en los últimos años hemos visto como proliferaban en las ferias de toda Europa, llevando a engaño al visitante ocasional de las ferias que ve un precio mucho más económico pero no tiene elementos para distinguir lo tallado de lo genuino.

TRILOBITES

Para hablar de las falsificaciones de trilobites necesitaríamos decenas de páginas. Nuevamente es uno de los fósiles más abundante en las zonas turísticas de Marruecos. Los trilobites son muy abundantes, estos artrópodos del paleozoico se encuentran por millones, el problema es que extraerlos de una forma adecuada y limpiarlos de la roca lleva en ocasiones semanas de trabajo lo que hace que los ejemplares bien preparados cuesten centenares de euros. Sale mucho más barato realizar moldes en silicona y sacar copias en resina, que con un poco de pintura darán el pego y se pueden vender por muy pocos euros.

Trilobite y escorpión en un puesto callejero en Marruecos.

Trilobites en formación, todos exactamente iguales para la venta, en la feria de Tucson

La falsificación de los trilobites es más compleja que la de los ammonites, hay algunos que están totalmente tallados y pintados en la roca, otros son réplicas en resina, otros son montajes con fragmentos de varias especies, otros son restauraciones más o menos afortunadas. Se ha llegado el caso de describir una especie de trilobite totalmente inventada por los artesanos de Marruecos. También hemos visto trilobites con el cefalón de un ejemplar del cámbrico y el pigidio de otro ejemplar del ordovícico montados en un sólo fósil. Detectar estas falsificaciones es relativamente fácil si nos fijamos en algunos detalles.

1- Precio: Un trilobite auténtico de más de 5 cm. es muy difícil que cueste menos de  10 € y un trilobite del tamaño de una mano extendida es sospechoso que cueste menos de  50 €.

2- Los trilobites falsos suelen estar hechos de resinas, si observamos pequeñas burbujas en la superficie de la roca o del trilobite son defectos del molde y por lo tanto falsos.

3- Los colores muy vivos o brillantes delatan que están pintados.

4- Cambios en la textura, si vemos que la roca presenta cambios de color y estructura suelen ser montajes. También es muy orientativo ver el fósil por la parte de atrás, nos indicará si la pieza está hecha de trozos  o es una sola roca.

5- Si vemos con detalle un trilobite auténtico (con una lupa de 10 aumentos es suficiente) podremos observar que los auténticos tienen una estructura fina, homogénea y aunque estén rotos se ven muy bien las continuidades de las espinas o del cefalón. Los falsos con la lupa parecen amasijos de betún. Una parte determinante son los ojos, sobre todo en los trilobites del devónico que presentan estructuras oculares formadas por hexágonos con un abultamiento central. Las falsificaciones nunca llegan a ese grado de detalle.

Trilobite sospechoso

 

El mismo trilobite cortado. Podemos ver como sobre una roca caliza han puesto resina con la forma de un trilobite. La diferencia de color se disimula en la superficie.

Falso trilobite, muy burdo en el aspecto y sin detalles.

Ojo de un trilobite auténtico.

Falso trilobite. Se observan pequeños agujeros en la resina.

En otras ocasiones no podemos hablar exactamente de falsificaciones, sino de reconstrucciones. En el mundo de los fósiles se aceptan el pegado y la restauración de los ejemplares, siempre que preserven la forma y el color del original y que esa restauración no sea mayor del 50 5 del ejemplar y sea dada a conocer al posible comprador.

Paradoxides del cámbrico

La parte trasera del ejemplar nos permite ver que está hecho de “retales” más de la mitad del ejemplar está reconstruido.

Hasta el momento hemos comentado algunas falsificaciones procedentes de Marruecos. No es el único lugar del mundo donde se hacen pero si es un lugar donde son muy abundantes, la pobreza de las personas de Marruecos les impulsa a ganarse la vida como pueden. En ocasiones estas falsificaciones y otras que realizan son muy baratas para el trabajo artesanal que requieren. Desde aquí queremos reivindicar a la gente humilde que se gana la vida vendiendo minerales y fósiles en Marruecos a las orillas de las carreteras, en muchas ocasiones no saben ni siquiera lo que es un mineral o un fósil auténtico ni su significado, pero también queremos  que quien compra algo de este tipo sepa lo que compra. Lo que es inaceptable es la venta de estos materiales fraudulentos en las ferias de minerales y fósiles, siempre en connivencia con organizadores que no quieren retirar esos productos para no perder la venta de metros de feria que suponen los vendedores de falsificaciones.

Continuará…

 

 

You may also like...