Mina Providencia

  • ruinas
    Ruinas de los hornos y plantas de procesamiento de mineral.
  • casetas
    Casetas del exterior. realizadas a principios del siglo XX
  • presa
    Presa usada para lavado del mineral.
  • entrada
    Entrada al nivel superior.
  • galeria
    Galería con entibado
  • galerias-5
    Interior de la mina
  • pozos
    Pozos y paredes con coladas de minerales secundarios.
  • calcantita-2
    Sulfatos de cobre y de hierro en las paredes
  • dosniveles
    Cámaras de explotación
  • arcillas
    Arcillas en las galerias abandonadas
  • villama-3
    Octaedro de villamaninita
  • Villamaninita-4
    Cristales de villamaninita
  • villama-2
    Octaedro de villamaninita.
  • villam
    Villamaninita alterada, tal vez en el interior quede algo aprovechable.
  • villamaninita-7
    Villamaninita nodular

La mina conocida como “La Divina Providencia” es uno de los lugares más bellos e interesantes a nivel mineralógico de la provincia de León.

Se encuentra situada en un paraje recóndito al que se accede desde la localidad de Villanueva de Pontedo, muy cerca de Cármenes. Esta zona es conocida por la gran cantidad de indicios mineros y explotaciones que se han llevado a cabo desde época prehistórica hasta los años 60 del siglo XX.

Ruinas de los hornos y plantas de procesamiento de mineral.

 La mina está muy próxima en línea recta a la mina “La Profunda”, pero para llegar de una a otra hay que subir la collada a unos 1700 metros de altura o dar un rodeo de varios kilómetros. Los elementos de las dos minas son los mismos pero los minerales son muy diferentes, las paragénesis son muy diferentes, mientras en la mina La Profunda hay muchos minerales secundarios Arseniatos de níquel, cobre y cobalto, en La Providencia son de un origen más primario, son sulfuros de hierro, cobre, cobalto y níquel. En la Providencia además aparecen pequeñas cantidades de muchos otros elementos como el oro disperso en los sulfuros.

Casetas del exterior. realizadas a principios del siglo XX

La roca encajante de la mina es caliza transformada parcialmente en dolomita. Son rocas del carbonífero y una falla muy próxima a la mina que pone en contacto cuarcitas del silúrico con las calizas posiblemente sea la vía que siguieron los fluidos con minerales para formar el yacimiento.

Presa usada para lavado del mineral.

El depósito tiene forma de chimenea afectando a un área muy localizada de la roca, siempre aquellas zonas en las que la caliza fue previamente disuelta por fluidos hidrotermales. Estos fluidos generaron oquedades que posteriormente fueron rellenadas por los sulfuros, por dolomitas y por cuarzos.

Entrada al nivel superior.

La mina tiene diversos niveles que explotaban la chimenea mineralizada. Actualmente solo son fácilmente accesibles los superiores.

Galería con entibado

Hay varios subniveles y galerías de explotación con pozos de más de 40 metros que unen unos niveles con otros. Las paredes están ennegrecidas por la deposición de óxidos he hidróxidos de cobalto y manganeso.

Interior de la mina

Se ven diversas zonas con cuerpos mineralizados, generalmente sulfuros como pirita, calcopirita, calcosina y bornita. La parte superior de la zona mineralizada ha formado un gossan con minerales secundarios como oligisto y limonita.

Pozos y paredes con coladas de minerales secundarios.

La mina se explotó entre los años 1917 y 1926 en los que se realizaron diversos intentos para enriquecer a boca de mina la mena, ya que aunque es muy rica en minerales de interés, estos están dispersos en la matriz de dolomita y son muy difíciles de beneficiar.

Sulfatos de cobre y de hierro en las paredes

Posteriormente la mina se abandonó y aunque se hicieron nuevos intentos de explotación en los años 60 del siglo XX, no tuvieron los resultados esperados y la minase abandonó definitivamente.

Cámaras de explotación

La mineralogía de esta mina es muy compleja e interesante, los sulfuros han pasado a sulfatos en algunas zonas del gossan, y posteriores removilizaciones de los minerales generaron minerales secundarios raros e infrecuentes, todos ellos cristalizados, pero de tamaños milimétricos e imbuidos en la matriz.

Arcillas en las galerias abandonadas

La mina en su origen fue de propiedad inglesa vinculada a la empresa que explotó Rio Tinto en Huelva. Tanto el mineral explotado como las analíticas se realizaban en Londres, donde era llevado desde la mina.  Allí dos químicos y mineralogistas Schoeler y Powell que analizaban los materiales de la mina La Providencia descubrieron en 1920 un mineral que no había sido descrito en ningún otro lugar, consistente en un sulfuro rico en selenio de hierro, níquel, cobalto y cobre.

Octaedro de villamaninita

El mineral era sacado desde la mina La Providencia y llevado hasta Villamanín en carros. Allí se cargaba en trenes, llevado a Gijón y desde allí a Inglaterra, por eso las referencias para la localidad del mineral fueron las de Villamanín y el nombre adoptado fue Villamaninita. Dada la proximidad de la Mina La Profunda, rica en muchos otros minerales la confusión ha sido permanente atribuyendo la villamaninita a las dos minas indistintamente. Las dos minas están muy próximas pero sus mineralogías son muy diversas, los minerales de la Profunda son más comunes en yacimientos ricos en cobre cobalto y níquel con enriquecimientos secundarios. La mineralogía de la Providencia es exclusiva a nivel mundial, una rareza en muchos sentidos y los minerales en ella encontrados muy infrecuentes. Cientos de personas dicen haber encontrado villamaninitas en la Profunda, pero en más de 30 años en la zona no hemos visto ni una, muchas veces han sido confundidas con las heterogenitas abundantes en todos los indicios mineros de la comarca.

Cristales de villamaninita

La especie mineral se confirmó años después y es aceptada por la IMA.  A nivel microscópico se ha encontrado en otra mina de Polonia, algunos volcanes de Japón y zonas de sulfuros complejos de China, pero la mina La divina Providencia es el único lugar del mundo donde se pueden ver cristales macroscópicos de este raro mineral.

Octaedro de villamaninita.

Se han descrito dos variedades de villamaninita, una cristalizada en cubooctaedros y otra que se presenta en nódulos esféricos fibrosorradiados y que parece tener unos porcentajes diferentes de cationes. La villamaninita no es un mineral especialmente atractivo por su color o aspecto pero si es un mineral de extraordinaria rareza e interés mineralógico.

Actualmente la única forma de obtener villamaninitas es recurrir a los últimos acopios de la explotación y buscar en las escombreras. Muchos de los sulfuros están alterados a sulfatos, el cobre impregna las calizas y los minerales cristalizados convertidos en masas pulverulentas de limonita. Acidulando algunas de las rocas aún podemos obtener cristales de este raro endemismo mineral.

Villamaninita alterada, tal vez en el interior quede algo aprovechable.

 

Villamaninita nodular

 

 

 

You may also like...

Comentarios

  1. José Vicente Cardona dice:

    Hola tocayo,
    te felicito por este artículo super interesante de un mineral español poco conocido y del que hay muy poca información.
    Había leido anteriormente esta noticia pero no se me ocurrió mandar ningún comentario. Creo que es importante hacerlo (aunque con retraso) para estimularos a no dejar de publicar más noticias como esta, pues estoy seguro que a mucha gente le interesan.
    Un abrazo y nos vemos en Valencia.