METEORITOS EN EL SAHARA

En marzo del 2014 hemos vuelto a buscar meteoritos al Sahara. En esta ocasión hemos ido David, Emma, Ion y yo. Las condiciones políticas parece que se han calmado y con la precaución debida estábamos deseando volver al área de recolección densa de meteoritos Ksar Guilane, descubierta por nosotros y reconocida por la Meteoritical Society.

Área de recolección  de meteoritos Ksar Guilane

Área de recolección de meteoritos Ksar Guilane

Nuestra intención como en otras ocasiones es recuperar el máximo posible de meteoritos, para ello nos dirigimos a zonas desérticas, altas, planas y estables geológicamente. No es que aquí caigan más meteoritos que en otros lugares, la diferencia es que aquí se pueden ver y no se han alterado los que han caido en las ultimas decenas de miles de años.

Este año la vigilancia del ejército era más palpable que en otras ocasiones y las áreas restringidas se han ampliado, por el peligro de intrusión de supuestos terroristas. Eso si, si hay tormenta de arena te dejan pasar sin preguntar, cualquiera sale del garito…

barreras del ejército.

Barreras del ejército.

Como en ocasiones anteriores elegimos el oasis de Ksar Guilane como base de operaciones, y aunque queda lejos de las áreas de búsqueda, nos facilita mucho la logística.

Campamento Ksar Guilane con los quads preparados.

Campamento Ksar Guilane con los quads preparados.

Este año el buen tiempo no llegó, todo fue una consecución de tormentas de arena y lluvia, eso si ya hemos pasado bastante frío otros años, por eso hemos decidido ir en primavera, porque en enero y febrero las temperaturas son muy bajas incluso de día, y las horas de luz muy pocas.

Comienza la búsqueda

Comienza la búsqueda

Nuestro objetivo principal es seguir buscando meteoritos nuevos, es decir, no catalogados con anterioridad. A la media hora de comenzar ya teníamos el primero lo que nos animó bastante, en otras ocasiones hemos estado cinco días sin encontrar absolutamente nada.

meteorito con GPS y cubo de escala, antes de ser recogido.

meteorito con GPS y cubo de escala, antes de ser recogido.

Meteorito una vez cortado.

Meteorito una vez cortado.

 

No solo hay meteoritos en el Sahara, lo que más abunda además de arena son los bichos, por todas partes, aquí podeis ver alguno de los más interesantes.

Vívora cornuda, peligrosa de verdad.

Vívora cornuda, peligrosa de verdad.

 

De cerca es impresionante

De cerca es impresionante

Lagarto del desierto, dicen que está muy bueno.....

Lagarto del desierto, dicen que está muy bueno…..

Llevamos una gran cantidad de aparataje eléctrico y lo recargamos de noche, eso si, el generador sólo nos proporcionaba luz unas tres horas al día y había que conectarlo todo a la vez.

Recopilando electrones para el día siguiente.

Recopilando electrones para el día siguiente.

Los días son bastante monótonos, horas y horas viendo piedras, pero a la hora de la comida un par de días nos prepararon pan bereber, hecho entre las brasas y la arena caliente, realmente bueno, o el hambre…..

Pan del desierto, recién horneado.

Pan del desierto, recién horneado.

En una zona bastante inesperada encontramos una extensión muy plana y limpia de arena, al poco de llegar encontramos un nuevo meteorito, además con la corteza muy fresca. Yo estoy convencido que los meteoritos caen en más cantidad de la estimada y la mayoría pasan desapercibidos, pero cuando se buscan en los lugares adecuados siempre aparecen.

Ion y David acorralando al meteorito antes de acabar de cazarlo.

Ion y David acorralando al meteorito antes de acabar de cazarlo.

Se puede observar la frescura de la corteza en este ejemplar. No lleva por aquí mucho tiempo.

Se puede observar la frescura de la corteza en este ejemplar. No lleva por aquí mucho tiempo.

Seguimos la búsqueda y de vez en cuando distraemos la vista con plantas que parecen muertas, pero que con unas gotas de agua florecen.

flores del desierto

flores del desierto

Otro de los grandes enigmas desvelados. Estamos en un lugar donde hay calizas y las rocas volcánicas más cercanas están  a casi 1.500 kilómetros. ¿Que hace entonces un fragmento de basalto volcánico allí?. Las caras curvas de este fragmento y otros que encontramos, nos indican que son molinos manuales de grano, realizados hace miles  de años, transportados por personas desde sus lugares de origen y rotos y perdidos en el desierto desde hace mucho tiempo. Se usaban estos materiales porque los huecos facilitan la molienda. Destacan mucho sobre el resto de rocas, son negros y lisos por fuera, pero no son meteoritos.

Basalto, otra piedra más para confundirnos.

Basalto, otra piedra más para confundirnos.

El tipo de la imagen es el conductor de nuestro vehículo de apoyo. Pasaba el dia durmiendo en el coche, pero cuando se aburria paseaba, y en un paseo encuentra un pedrusco que le parecía raro, lo vemos y…. ¡meteorito!. El factor suerte en este tema es muy importante, recorrió proporcionalmente diez mil veces menos que nosotros y encontró la cuarta parte.

No sabía casi lo que era, pero le hacia mucha ilusión.

No sabía casi lo que era, pero le hacia mucha ilusión.

Completamos nuestro viaje visitando un lugar donde cayó un meteorito en el año 2001. Beni M´hira, cerca de Tataouine. Se recuperó un fragmento de dos kilos y se cerró el caso, pero un equipo de buscadores de meteoritos de Francia volvió al lugar de caída, pensando que podía haber más fragmentos y el año 2013 recogieron más de 200 fragmentos en muy poco tiempo. El meteorito olvidado, como así lo llamaron nos animó a nosotros también y fuimos a probar suerte.

Área de caída del meteorito.

Área de caída del meteorito.

Aquí los resultados fueron rápidos, todos encontramos varias piezas en apenas dos dias de búsqueda.

Primer pedrusco del espacio encontrado por David.

Primer pedrusco del espacio encontrado por David.

Meteorito antes de ser recogido.

Meteorito antes de ser recogido.

Nada más recogerlo me pidió que nos hicieramos un "selfie"

Nada más recogerlo me pidió que nos hicieramos un “selfie”

Para los que creen que los meteoritos hacen cráteres gigantescos cuando caen.

Para los que creen que los meteoritos hacen cráteres gigantescos cuando caen.

Otro meteorito encontrado por David

Otro meteorito encontrado por David

Lo que nos extrañaba era que sólo encontrábamos ejemplares en las zonas donde había piedras de color negro, nunca en las zonas más claras ni despejadas. El enigma se despejó cuando vimos unos pastores de la zona. Al ver que estábamos buscando pedruscos, nos contaron que ellos tenían muchossss. Así nos enseñaron al menos cinco kilos que habían recogido a lo largo de los dias en los que no tenían nada que hacer más que vigilar las cabras y las ovejas.

Aquí si que son fáciles de encontrar.

Aquí si que son fáciles de encontrar.

Sólo en estas zonas podemos encontrar algunos, las zonas donde los pastores no los recogieron porque son muy dificiles de distinguir.

Sólo en estas zonas podemos encontrar algunos, las zonas donde los pastores no los recogieron porque son muy dificiles de distinguir.

Beni M´hira en una condrita ordinaria L6 con la corteza bastante fresca y con muy poca alteración.

Meteorito con sales incrustadas en la corteza. Encontrado en una zona lacustre seca.

Meteorito con sales incrustadas en la corteza. Encontrado en una zona lacustre seca.

Interior del meteorito de Beni M´hira

Interior del meteorito de Beni M´hira

Una aventura más en la que hemos recorrido varios miles de kilómetros de desierto para recoger pedruscos caidos del cielo, lo bonito viene ahora cuando Jordi Llorca los analice y nos diga lo que son, las conclusiones científicas son la guinda de este pastel.

Así me he pasado diez dias. dando vueltas en el quad, tapado del sol, de la lluvia o del viento.

Así me he pasado diez dias. dando vueltas en el quad, tapado del sol, de la lluvia o del viento.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

You may also like...