Meteoritos en Munich

Un año más se celebró la feria de Minerales y fósiles de Munich y ya van 51.

Todos los años hay una exhibición especial y este le correspondía a los meteoritos.

La feria, como siempre, espectacular en cuanto a tamaño, número de exhibidores, cantidad y calidad de material en lasmesas y vitrinas.

munich-wor-press

En primer lugar comentaré que el mercado sigue presentando los mismos síntomas que los últimos treinta años, compradores que se quejan de los precios, vendedores que se quejan de las ventas, pero todo sigue funcionando a un buen ritmo. Las compras y las ventas se suceden con los altibajos que nos marca el estado general de la economía, pero siempre va a haber coleccionistas de diversos niveles adquisitivos y una oferta con altibajos en las novedades, pero que siempre intentará cubrir las expectativas de los coleccionistas e inversores.

Los meteoritos son un mundo aparte, por no decir que son de otro mundo, dentro del conjunto que forman los coleccionistas de minerales, fósiles y gemas. Las minas de meteoritos no existen pero parece que los hallazgos se suceden sin parar, tanto de nuevas caídas como de meteoritos antiguos que van apareciendo de forma paulatina.

Otra cuestión ha sido la exposición preparada este año por la organización de la feria. También hay que decir que el año pasado fue el cincuenta aniversario y la exposición sobre el oro ha sido lo más espectacular por cantidad y calidad de ejemplares expuestos que se ha podido ver jamás. La verdad es que la de meteoritos ha sido decepcionante no tanto en la calidad sino en la cantidad de meteoritos. Es un tema que da para mucho, pero el planteamiento no fue bueno ni desde el punto de vista estético ni en la línea argumental. Salvo por el tamaño de un par de ejemplares, algunos vendedores tienen en su puesto mejores ejemplares que el conjunto que pudimos ver.

munich-1-2

Meteorito en la entrada

Tal vez el mejor estaba en la entrada, un Ghubara, de Omán de 320 kilos, algo espectacular para una condrita.

Hraschina

Hraschina

Meteorito Hraschina, perteneciente al Museo de Historia Natural de Viena. Los regmaglifos son espectaculares.

Chelyabinsk

Chelyabinsk

Tres buenos ejemplares de una de las últimas caídas de importancia el 15 de febrero de 2013.

Mundrabilla

Mundrabilla

Un mundrabilla de cierto tamaño. El aspecto externo nos dice que el interior de este meteorito es especial.

Interior de Mundrabilla

Interior de Mundrabilla

Bencubinita,

Bencubinita,

Bencubinita de Bencubin, de este meteorito deriva el nombre de un grupo de Condritas carbonáceas.

Gibeon

Gibeon

Espectacular Gibeon, por los tres orificios que le dan un aspecto sospechoso. (Solo le falta el platillo y ser verde).

Fukang

Fukang

Una loncha de Fukang, el auténtico pata negra de las pallasitas por el tamaño de las lonchas.

Dhofar 400

Dhofar 400

Este meteorito ha sido el cuerpo progenitor de la mayoría de los meteoritos lunares que han pasado por mis manos.

Tissint

Tissint

Meteorito marciano caido en 2011 en Marruecos. Muchas personas desde entonces recorren el Sahara con la ilusión de encontrar otro meteorito de Marte que le solucione la vida. Por desgracia no todas las piedras negras del desierto son meteoritos de Marte.

Meteoritos españoles

Meteoritos españoles

En esta vitrina pudimos ver los hallazgos de Thomas Grau, entre los que están Villalbeto de la Peña y Puerto Lápice.

Meteorito de Villalbeto de la Peña.

Meteorito de Villalbeto de la Peña.

Instrumentos para cazar meteoritos

Instrumentos para cazar meteoritos

Cuando me preguntan si hay una máquina para buscar meteoritos pienso que ojalá. Buscar meteoritos se hace con mucho trabajo, dando muchas vueltas, teniendo un poco de suerte y nada más. Luego eso sí, hace falta una cámara para inmortalizar el momento, un GPS para fijar la posición exacta y una lupa para descartar los “meteoritos terrestres”.

Ty rex

Ty rex

Una agradable sorpresa de la feria, fue poder ver el único Tyrannosaurus rex de verdad que se puede ver en Europa. Propiedad del museo suizo de Aathal, fue un autentico bombazo, miles de personas disfrutaron de un dinosaurio original al que hicieron más fotos que a una estrella de Holliwood. La mayoría de los museos tienen dinosaurios de gomaespuma, pero el tirón de un ejemplar original es incontestable.

Cabeza de Ty-Rex

Cabeza de Ty-Rex

Monedas que conmemoran la caída de un meteorito en la antigüedad.

Monedas que conmemoran la caída de un meteorito en la antigüedad.

En otro pabellón de la feria, (son cuatro), se podían ver algunas piezas que explicaban algunas caídas de meteoritos a lo largo de la historia y su influencia en la misma. Interesante, pero con textos en alemán.

Aspecto de la feria en el pabellón de "los pobres"

Aspecto de la feria en el pabellón de “los pobres”

Tanto Munich como Sainte Marie Aux Mines se caracterizan por la fuerte presencia de comerciantes marroquís, que llenan de minerales, fósiles y papeles usados los pasillos por los que discurre el público. Con algunos peros, como que algunos venden material falsificado y que en el regateo nunca sabes cuanto te están engañando, hay que agradecerles el esfuerzo en este mundillo tan peculiar.

Tuve suerte y la estructura aguantó perfectamente el peso de un dinosaurio original

Tuve suerte y la estructura aguantó perfectamente el peso de un dinosaurio original

Espectacular, increíble, emocionante, estar al lado de lo que un día fue un dinosaurio de verdad, es indescriptible. Gracias al museo de Aathal y a la organización de la feria de Munich por hacernos disfrutar de este ejemplar.

Además de todo lo comentado, nuestro objetivo en Munich, fue conseguir nuevos ejemplares para ofrecer minerales, fósiles y meteoritos a nuestros clientes. En las próximas semanas incorporaremos estas piezas a nuestra web. Esperamos que sean de vuestro agrado.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

You may also like...